martes, 15 de diciembre de 2009

Nieve

Ayer, al igual que en otros puntos de la Península, también nevó en Oviedo. Es cierto que la nieve sólo cuajó en el Naranco y que ya se está derritiendo pero a mí me hizo mucha ilusión porque una, a pesar de haber nacido en el interior, ha vivido la mayor parte de su vida en territorio costero y, salvo granizadas muy fuertes, pocas veces puede disfrutar de un paisaje blanco al salir de casa.

La verdad es que llevo unos seis años viviendo en esta ciudad y creo que han sido pocos los inviernos en los que no nevó. Es más, de los cuatro años que estuve viviendo en Santiago, en uno de ellos la ciudad también se cubrió de blanco. Pero no, todavía no estoy acostumbrada, y pienso que, si el invierno es un coñazo por el frío y los días cortos, las nevadas hacen que esperar a que vuelvan la primavera y el verano, merezca la pena.

Pero si me ha gustado que nieve estos días es porque estamos muy cerca de la Navidad y, aunque parezca muy ñoña, eso de la ‘blanca Navidad’ siempre me ha hecho ilusión. Sólo tengo el recuerdo de haber vivido una Navidad con nieve, y fue un año, que nuestra familia decidió ir a pasar la Noche Buena con la familia de Madrid. Bueno, la comida de navidad de ese año fue un bochorno y si algún familiar mío lee este post, sabrá por qué. Pero ¡nevó! y fue muy bonito.

En definitiva, he vivido algún que otro invierno con nieve. Uno de ellos fue este, en el que yo tenía tres añitos y todavía vivía en Madrid. Ese mismo año mis padres decidirían trasladarse a Asturias pero para el recuerdo me queda este vídeo del que nos acordamos siempre mi hermano y yo cuando nieva. La verdad, no sé por qué todavía me gusta la nieve.

Nota: Los niños pijos somos mi hermano y yo. El ser cruel que graba, es nuestro padre.

video

8 comentarios:

  1. Ooooooh el vídeo que bueno!!!!!
    Da un poco de pena veros llorar :p
    Pero el documento gráfico es de un valor incalculable jeje

    (Vaya pulmones!)

    ResponderEliminar
  2. Para mí lo más gracioso es mi hermano arrastrándose por la nieve. La historia de este vídeo es que yo empiezo a llorar porque tengo frío y mi hermano llora porque me ve a mí llorando...

    ResponderEliminar
  3. ¡vaya muñeco pirata-vaquero que os currasteis! que wapo el vídeo jeje se hace raro verte tan xikitilla, los vídeos de la nieve junto con los del día de reyes (con esas caras de susto) ¡siempre son los mejores!

    ResponderEliminar
  4. Os he visto sin sonido y me he partido de risa, así que no me quiero imaginar cuando lo escuche!
    Lo mejor son esos gorros con pompón... ¿Por qué los padres piensan que a los niños pequeños hay que vestirlos de la forma más ridícula posible?
    Este año la nieve tiene que adoptar un nuevo significado, Pacien, así que hay que subir a esquiar algún día!

    ResponderEliminar
  5. Entusiasmo tienes que verlo con sonido jejej l principio no sabía "quién era cuál". Estáis entrañables y amí el gorrito me gusta :-S Cuando os ponéis a llorar madre... jejej jejej Buenísimo

    ResponderEliminar
  6. Al final entre tú y Alegría conseguiréis que suba... nunca os he comentado mi historia traumática en Pajares? Ahora que lo pienso me reafirmo: No sé por qué me gusta tanto la nieve.

    Respecto a la vestimenta infantil... yo pasaba de llevar vestidos con cuello de puntilla y lacitos en la cabeza, a heredar la ropa de mi hermano. Alegría ¿de verdad no se nos diferencia? Yo soy la loca que pasa de la risa al llanto como quien no quiere la cosa... Ya se me iba la pinza de bebé

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja, qué vídeo más bueno. Qué suerte que conservéis este tipo de documentos. Presta un montón verlos ahora. Pero qué par de repus! Jajaja, súper graciosos. A mí los modelitos me mola, los niños tienen que ir vestidos de niños, como dios manda.

    ResponderEliminar
  8. Tremendo! No lo había visto hasta ahora...

    ResponderEliminar