jueves, 31 de diciembre de 2009

Año nuevo vida nueva

En teoría, la lista de propósitos para el año que viene iba a ser común y las intenciones de Paciencia y Entusiasmo estaban llamadas a fundirse en un único post. A estas alturas Belén Esteban ya estará nerviosa, mi madre habrá finiquitado el diseño del menú y las niñas atestan las peluquerías. Y, nuestras buenas intenciones, continúan sin concretarse. Así que me lanzo en solitario. Ahí vooooy:
  1. Prometo no ceder a la inercia de los días y tomar nuevamente el mando de mi vida (Guau! Propósito trascendental...)
  2. Prometo escribir los millones de mails pendientes y prometo no agobiarme pensando cuántos mails debo.. puf!
  3. Prometo retomar con ilusión los teletipos o al menos esforzarme en ello.
  4. Prometo coger más el coche hasta evitar que cada vez que lo haga no asciendan a límites insospechados mis niveles de sudoración.
  5. Prometo ser más comprensiva con la gente que tiene un proyecto vital totalmente diferente al mío.
  6. Prometo tratar de borrar la mala sangre que me han contagiado ciertas actitudes y personas.
  7. Prometo destinar al menos un día al mes a excursiones bucólicas y divertidas.
  8. Prometo que intentaré lavar más a menudo la ropa para no tener que comprar casi semanalmente calcetines porque los centenares de pares que tengo están TODAVÍA sucios.
  9. Prometo planificarme como Dios manda.
  10. Prometo no dejar de hacer cosas por miedo al ridículo o por miedo sin más.
Me gustaría prometeros que voy a ahorrar, que voy a cuidarme, que seré buena, que abandonaré el alcohol y las noches de farra continua. Pero prometer eso sólo sería engañarme. Además, enero casi comienza con un viaje a Amsterdam lo cual me lleva a concluir que no sería creíble.

A 2010, le pido lo mismo que la alcaldesa de Gijón, que ye una gran paisana: "Salud, dinero y amor.... para quien lo quiera". Salud!

martes, 22 de diciembre de 2009

Es de bien nacidos...






Fríamente, 2009 ha sido horrible. Si alguien me preguntara cuál ha sido el peor día/momento de mi vida lo inscribiría sin dudar en el año que ya acaba. Si exigieran un decálogo, también. Pero 2009 se va y, mientras hago un balance, me sorprendo pensando que ha sido uno de los años más felices y divertidos que recuerdo.

Y de eso hay alguien que tiene la culpa: vosotros. Supongo que las cosas no son como son sino como uno las recuerda pero eso no me evita sentir un profundo agradecimiento por todas estas experiencias. Me habéis dado cariño a raudales, risas 'asgaya', borracheras en las que vomitar palabras y palabras...

Sé que no es real, no puede serlo, pero en caliente 2009 ha estado bien. Me llevo más madurez y más inseguridad, eso sí, me llevo nuevos amigos y la constatación de lo buenos que eran los que ya estaban (aunque no todos), me llevo ilusión, me llevo entusiasmo y hasta me llevo una alegría gijonesa ;-p

No me dejáis otro remedio que daros las gracias y me voy a permitir el lujo, a riesgo de quedar como una 'ñoña', de hacerlo poco a poco y uno a uno:


  • Gracias a IRENE por volver, en todos los sentidos del término
  • Gracias a CAROLINA, por recuperar los piques adolescentes y enseñarme un Llanes diferente
  • Gracias a AIDA, porque es Aida y sólo ese título ya la hace especial
  • Gracias a VANESSA, porque estando a miles de kilómetros es siempre casi casi la que más cerca está.

  • Gracias a AMALINA, porque conserva ese instinto de hermana mayor y porque no hay nadie con su paciencia mientras me como bordillos.
  • Gracias a SANTI, porque me ha devuelto mis noches del Campa y ha sido el descubrimiento del año.
  • Gracias a ANA (Fernández) porque sigo admirando su capacidad para ver únicamente la parte buena de las personas.
  • Gracias a EVA, cuyo novio en Valencia fue la excusa perfecta para unir planes

  • Gracias a ANITA (Salas), por que me flipa lo buena y rica que es conmigo.
  • Gracias a MICHEL, por que no hay nada mejor que recibir un abrazo suyo mientras dice en voz baja que soy como su hermana pequeña.
  • Gracias a ALE por que por fin descubrimos que entre Sotrondio y Oviedo no existe una distancia insalvable y que lo bueno no se deja sólo para el verano.
  • Gracias a ANDI, por que le quiero y me quiere y al final eso es lo importante



  • Gracias a LETI, por tantos cortes que salvaron mi economía en tiempos de hospitales y por ser una amiga
  • Gracias a MIGUEL, por lo mismo y por no mandarme a la mierda y confesarme que nuestras preocupaciones eran parecidas
  • Gracias a MARIO, que aún teniendo problemas mucho más graves y tristes atendió cada una de mis palabras y encima me confortó.
  • Gracias a MARCOS KIU que también ha tenido un añito peliagudo.

  • Gracias a RUL porque siempre está pendiente y aprovecha cada mínima fisura para ayudar y a JAIME casi por lo mismo.
  • Gracias, incluso, a CARLOS mi jefe por ser 'megracomprensivo' con ciertos asuntos.
  • Gracias a JAVI por interpretar que por resolver un par de acertijos era una chica inteligente y darme un lugar preferente en su agenda de teléfonos.
  • Gracias a ALEX porque nadie me había dicho nunca que soy femenina (la más femenina!) y porque sólo con ver su cara ya me entran ganas de reir


  • Gracias a CRIS que removió Roma con Santiago para que todo fuera más rápido y que es otra de esas personas buenas y sin dobleces (pero con carácter).
  • Grazie a LORENZA perche ogni volta che ritorno a Roma è como se non fossi mai partita.
  • Gracias a LAURA porque tras cinco años sin vernos nos vimos y es como si fuera ayer.
  • Gracias a FLORENTINO y JOSEFINA (mis caseros y vecinos) por permitir, sin rechistar, que Marcos Peña Royo 15, 2º se haya convertido en un centro social en el que jugar a la Wii, hacer botellones durante semana, organizar fiestas de Súperhéroes, ensayar coreografías Boolywoodienses y ser un albergue los fines de semana

Pero sobre todo y ante todo, gracias a mi PADRE por que sin su fuerza y sus agallas todas estas gracias no servirían absolutamente de nada. Y, gracias, también, a mi MADRE que en nada envidia a una de Almodóvar.

Hala, ya me he quedao a gusto! Y todo estos sin sostener una pesada estatua de Goya con la mano izquierda....

lunes, 21 de diciembre de 2009

jueves, 17 de diciembre de 2009

Cosas que (probabemente) sólo yo considero interesantes

Mi nueva vida universitaria es... bueno, como son todas las vidas universitarias, un poco delirante y sin sentido. Sólo que con (casi) diez años más que cuando empecé la primera vez lo que me hace menos inexperta, menos inocente y bastante más segura de lo que quiero sacar de la Facultad. ¿Es eso bueno o malo? Ya veremos.
Mis conclusiones provisionales y a priori de Comunicación Audiovisual son estas tres:
  1. Cuando los profesores no saben qué hacer o no tienen ganas de dar clase te ponen una peli o el capítulo de esta semana de CSI.
  2. La carrera se divide en asignaturas-perogrullada (como Narrativa Audiovisual) y asignaturas-ininteligibles (como Tecnología de los Medios Audiovisuales y las veinte páginas de apuntes sobre electricidad). Mi nuevo (y único) amigo Pepo (no es un nick) dice: "Esto es demasiado fácil, ¿no? Son obviedades". Según Funcionario: "Luego se quejarán de que haya paro. Una carrera en serio no puede ser tan divertida".
  3. Algunos de mis compañeros necesitan plantearse seriamente acudir a la consulta de un dermatólogo. Porque vamos a ver, ¿es normal que tengas la piel así a los 20 años? ¿No serás un quinceañero infiltrado? Otros necesitan urgentemente que alguien les explique que ya tendrán tiempo de quejarse cuando cobren 800 euros por trabajar doce horas.
Sobre el Master, bueno, eso ya es harina de otro costal. De momento, todas las asignaturas son absurdas. Pero las encuentro extrañamente interesantes -de una forma bastante friqui- y, para que negarlo, muy de mi estilo. Estas son las cosas que llevo aprendidas en las dos últimas semanas y que probablemente sólo me parezcan interesantes a mí:
  • "Algoritmos Evolutivos aplicados a la Recuperación de Información" es una asignatura real y no una parodia inventada por servidora.
  • Existe una página web dónde están almacenados los nombres de todas las Tesis realizadas en España desde 1976. ¿Para qué sirve? Pues su único fin conocido hasta el momento es saber que nadie ha hecho la tesis que tu quieres hacer. Sí, señor.
  • Si haces una tesis puedes publicarla, dar ponencias o convertirla en artículos pero NUNCA ganarás dinero con ella.
  • Cualquier libro anterior a 1957 es susceptible de formar parte del Patrimonio Nacional. (Bueno, no es exactamente así, pero si lo explico pierde la gracia).
  • Las universidades yanquis no consideran ciencia ninguna de las ramas de Humanidades y les da la risa con el concepto "Ciencias Sociales".
  • La palabra "gofre" no se refiere a un dulce (que, por cierto, huele mejor que sabe, como el café y el aliño del tabaco), sino a una técnica de ornamentación de los libros antiguos que consiste en humedecer la piel de las tapas y marcarla con hierros calientes (tipo marcar a una vaca).
  • Existe un reñidísimo (e inexplicablemente poco conocido) debate académico sobre si se deben considerar o no los códices medievales (manuscritos) como libros. No os soliviantéis, adeptos de una u otra postura, no hay que llegar a los bastonazos como si fueramos de esos cafres aficionados a la ópera italiana o a la wagneriana que se llegan a enzarzar en peleas a bastonazos. Vale, ultras del Oviedo y el del Sporting... si es que me hacéis bajar a un nivel que...
  • Para ser profesor de Universidad, el requisito indispensable es saber hacer presentaciones en Power Point.
Y esto es lo que ha dado de sí mi experiencia universitaria pre-Navideña. Lo próximo que os cuente, será desde Oviedo.

martes, 15 de diciembre de 2009

Nieve

Ayer, al igual que en otros puntos de la Península, también nevó en Oviedo. Es cierto que la nieve sólo cuajó en el Naranco y que ya se está derritiendo pero a mí me hizo mucha ilusión porque una, a pesar de haber nacido en el interior, ha vivido la mayor parte de su vida en territorio costero y, salvo granizadas muy fuertes, pocas veces puede disfrutar de un paisaje blanco al salir de casa.

La verdad es que llevo unos seis años viviendo en esta ciudad y creo que han sido pocos los inviernos en los que no nevó. Es más, de los cuatro años que estuve viviendo en Santiago, en uno de ellos la ciudad también se cubrió de blanco. Pero no, todavía no estoy acostumbrada, y pienso que, si el invierno es un coñazo por el frío y los días cortos, las nevadas hacen que esperar a que vuelvan la primavera y el verano, merezca la pena.

Pero si me ha gustado que nieve estos días es porque estamos muy cerca de la Navidad y, aunque parezca muy ñoña, eso de la ‘blanca Navidad’ siempre me ha hecho ilusión. Sólo tengo el recuerdo de haber vivido una Navidad con nieve, y fue un año, que nuestra familia decidió ir a pasar la Noche Buena con la familia de Madrid. Bueno, la comida de navidad de ese año fue un bochorno y si algún familiar mío lee este post, sabrá por qué. Pero ¡nevó! y fue muy bonito.

En definitiva, he vivido algún que otro invierno con nieve. Uno de ellos fue este, en el que yo tenía tres añitos y todavía vivía en Madrid. Ese mismo año mis padres decidirían trasladarse a Asturias pero para el recuerdo me queda este vídeo del que nos acordamos siempre mi hermano y yo cuando nieva. La verdad, no sé por qué todavía me gusta la nieve.

Nota: Los niños pijos somos mi hermano y yo. El ser cruel que graba, es nuestro padre.

video

domingo, 13 de diciembre de 2009

Básica y primitiva



Hoy me siento igual que uno de esos anfibios del principio

viernes, 11 de diciembre de 2009

Espíritu navideño, mi primer post emeritense

Lo que tiene mi nueva vida emeritense es que es muy tranquila, de una forma cálida y hogareña. Así que me da tiempo a desarrollar un espíritu navideño que incluye mi recién comprado mechero con un muñeco de nieve que lleva un gorro de Papá Noel.
Y hoy he llevado mi espíritu navideño al paroxismo. Vamos, que me he comprado un arbolito de plástico, con luces incluidas, y me he tirado la mitad de la mañana poniendo bolas, espumillón  y lazos.
Funcionario se negaba al principio. "Que no vamos a estar aquí por Navidad", "Que yo prefiero tener cuantas menos cosas mejor", "que blablablaba"... Pero finalmente... le gustó. ¿Cómo no le va a gustar tener un árbol de Navidad en el salón, una flor de Pascua en la mesa del comedor y una estrella de tela del Atleti colgada sobre la mirilla de la puerta?.
Al final, su conclusión fue esta: "Así parecemos gente divertida y todo".
En fin, estoy de demasiado buen humor como para ponerme cínica e ironizar sobre los adolescentes con los que voy a clase (sólo os adelanto que su referencia para vestir es el programa Fama, ese de Cuatro) y describir lo condenadamente feo que es Badajoz (no os podéis ni imaginar a qué grado de fealdad llega).

jueves, 3 de diciembre de 2009

Con un poco menos de Entusiasmo


Ya nos lo había advertido casi desde el momento en el que la conocimos pero no por eso duele menos. Entusiasmo, harta de su trabajo (aunque encantada con sus compañeros) y desesperada por no tener a un funcionario a su lado, decide abandonar tierras asturianas y marcharse a Extremadura. Y lo hará así, como ella nos ha demostrado que hace siempre las cosas, con decisión y esperamos que con un poco de penita.

Mañana sus compis de trabajo celebramos esta sabia decisión porque, como ya le hemos dicho muchas veces, ella vale mucho y es necesario, casi obligatorio, gente valiente que capaz de dar un puñetazo en la mesa y dejar claro que, el que no te valora, no te merece. Esto no quiere decir que no vayamos a notar su marcha. Todo lo contrario, estoy segura de hablar por todos cuando digo que, a partir del lunes, se notará un hueco muy grande en la redacción que sólo ella era capaz de llenar.

Pero, como no me quiero poner triste, creo que es el momento de recordar los buenos momentos que nos ha dado esta chica ‘todoterreno’. Entusiasmo apareció en mi vida, creo que un jueves del mes de junio. Recuerdo que acababa de llegar a la redacción tras una noche en la que apenas había dormido, me tocaba trabajar hasta las 10 de la noche y además se me había ocurrido la locura de ir a la piscina. Los jefes me hicieron pasar al despacho para presentármela. ¿Mi primera impresión? Una chica muy happy capaz de quedarse prendada por el vuelo de una mariposa o el ruido del mar. Bueno, creo que no estaba muy desencaminada, pero con el paso del tiempo he descubierto que, además de su sensibilidad, Entusiasmo goza de una gran inteligencia emocional y, sobre todo, mucho, pero que mucho, carácter.

Hicieron falta muy pocos días para que esta chica se fuese ganando a todo el mundo y lo hizo con su naturalidad y su sinceridad. Ovetense y oviedista, demostró ser toda una profesional entrevistando a crecidos y emocionados sportinguistas el día en que el club rojiblanco consiguió la permanencia, y lo hizo sólo con su simpatía y un móvil. Poco después le comprarían una cámara (un poco grande), un trípode, unos cascos (que lo suyo le costó)… pero no se deshizo del móvil para hacer un estupendo directo de la noche de San Juan. Y allí me tuvo la tía hasta las 02.00 de la mañana, je, je… esperando a que terminase de editar el vídeo mientras la limpiadora nos miraba de brazos cruzados y cara de pocos amigos. Eso sí, pudimos comprobar que hay jefes que no son humanos y, sobre todo, me llevó a tomar algo una noche que nunca sabrá cuánto lo necesitaba.

Poco a poco nos fue enseñando otras muchas cosas. Que tirar aviones de papel delante de una cámara puede ser divertidísimo. Que hacer el ridículo no es tan ridículo. Que hacer un vídeo de un delfín sin tener imágenes del delfín es posible. Que un borracho con un micro en la mano puede dar mucho juego. Que las cosas hay que decirlas claritas y como se sienten incluso a los jefes. Que “esta profesión es muy dura y hay que tener mucho equilibrio mental para poder sobrellevarla”. Que un cámara, un redactor, un montador y un locutor puede coger dentro de la misma persona. Que todos podemos ser superhéroes (o supervillanos). Y, sobre todo, que después de haberla conocido, está claro que esta vida te puede sorprender cuando menos te lo esperas.

Entusiasmo, te deseamos lo mejor y, como ya te he dicho muchas veces, que no te olvides nunca de nosotras. Ya eres un trocito nuestra y nunca nos desharemos de ti. Te voy a echar mucho de menos.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Despedida

Maldito Facebook.... no me deja subir el vídeo, grrrr.
Hala, ahora que ya me he quejado os dejo el video de despedida.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Uno de abertzales

video

Yo también necesito un puente
como el comer
!!


Reirse es bueno, sobre todo a carcajadas. La risa libera serotonina y, por lo tanto, relajación. Permite la liberación de inhibiciones, fortalece corazones, potencia una actitud positiva ante al vida, activa y tonifica los músculos de la cara y hasta.... ¡facilita la digestión!

Como lo oís, al practicar el deporte de la felicidad hacemos vibrar el hígado mediante un masaje imposible de proporcionar de otra manera. También quemamos calorías e impulsamos la creatividad puesto que segregamos más adrenalina.

Así, que ahí va un poco de salud (y de Almax)

lunes, 23 de noviembre de 2009

Fractales, Pessoa y paréntesis



El domingo fui con Alegría al Acuario de Gijón. Además de tiburones, peces payaso y nutrias, nos encontramos con unos animalillos llamados gorgonias. Sí, yo también pensé que era una planta.
Las gorgonias representan muy bien qué es un fractal. Según la Wikipedia, "es un objeto semi geométrico cuya estructura básica, fragmentada o irregular, se repite a diferentes escalas".  La definición de la RAE es parecida, quizá más precisa: "Figura plana o espacial, compuesta de infinitos elementos, que tiene la propiedad de que su aspecto y distribución estadística no cambian cualquiera que sea la escala con que se observe".
Un helecho es otro buen ejemplo de figura fractal.

Esas estructuras ramificadas me hacen pensar en lo fortuito y accidental de nuestra existencia, en como nuestras decisiones, conscientes o no, nos hacen ir por uncamino u otro, abandonando las miles de posibilidades de nuestra trayectoria vital. Todo lo que podemos ser y no somos

¿En qué voy a pensar?
¿Qué sé yo del que seré, yo que no sé lo que soy?
¿Ser lo que pienso? Pero ¡pienso ser tantas cosas!
¡Y hay tantos que piensan ser lo mismo que no puede
haber tantos!
Fernando Pessoa. Tabaquería

Ahora mismo, me veo la más pequeña de las ramificaciones del fractal, pendiendo de la más insignficante parte de mi y deseando poder saltar a cualquiera de las otras posibilidades, mirando todos los "yo" que podría haber sido y no seré. Decisiones, decisiones... Hay pocas cosas que me aterren tanto como la contigencia de lo que somos y tenemos. Una lista de miedos y terrores secretos estaría bien para otro post.
¿Cuántas aspiraciones altas y nobles y lúcidas
-sí, verdaderamente altas y nobles y lúcidas-,
y quién sabe si realizables, no verán nunca la luz del sol
verdadero ni encontrarán quien les preste oídos?
El mundo es para quien nace para conquistarlo,
y no del quien sueña que puede conquistarlo,
aunque tenga razón.

Pero siempre me pongo así cuando voy a hacer un cambio importante en mi vida. Ahora me convendría más autodenominarme Apatía, en lugar de Entusiasmo, porque me siento como un globo deshinchado. No tengo miedo, no me arrepiento, no dudo, pero ya siento nostalgia.

Me he sentido feliz por irme y volveré a serlo... pero en este preciso momento ¡me da tantísima pena abandonar otra posibilidad más! cerrar un paréntesis divertido y estimulante en el que he conocido a gente interesante, a buenos amigos y a personas que me han aportado mucho más de lo que sabría decir. Con todo lo malo, hasta lamento un poco dejar un trabajo interesante, que me ha hecho crecer como profesional (o tal vez no) e iniciarme un mundo nuevo de tecnologías y lenguajes.
Pero por lo menos queda de la amargura de lo que
nunca seré
la caligrafía rápida de estos versos,
pórtico partido hacia lo Imposible.

Y eso que en el fondo siempre he estado convencida de que no duraría mucho en mi regreso a Asturias. Unos meses, un año a lo sumo, para luego volver al sitio que he escogido como el mío. Este ha sido un bonito paréntesis, pero paréntesis, al fin y al cabo. Otra ramificación más por la que no seguiré.
El hombre ha salido de la tabaquería (¿metiéndose el
cambio en el bolsillo de los pantalones?).
Ah, le conozco: es el Esteves sin metafísica
(el propietario de la tabaquería ha llegado a la puerta.)
Como por una inspiración divina, Esteves se ha vuelto y
me ha visto.
Me ha dicho adiós con la mano, le he gritado ¡Adiós,
Esteves!, y el Universo
se me reconstruye sin ideales ni esperanza, y el propietario
de la tabaquería se ha sonreído.
Os dejó aquí un enlace con la poesía completa.

viernes, 20 de noviembre de 2009

martes, 17 de noviembre de 2009

La superación de 'Agua'



Me encanta esta canción y mientras la escuchaba he caido en la cuenta de que conocí a una de mis compañeras de blog en un concierto requetesano de Jarabe de Palo; y a una de nuestras más y mejores y comentaristas también. Así que aquí dejo la pavisosa 'Agua' y un poco más arriba la evolución buenrollista ;-p



Conversación en la máquina de café

En la máquina de café, con Alegría. Hay un cartel escrito con boli que dice que no se pueden usar las tarjetas en esta máquina. Llega el reponedor.
Entusiasmo: ¿Qué es esto de que no se pueden usar tarjetas?
Reponedor: Es que el sistema está estropeado.
Entusiasmo: Pero, no, ¿qué es esto de las tarjetas? ¿Dónde hay tarjetas? ¿Por qué no sabía que había tarjetas?
Entusiasmo: En realidad no son tarjetas, tienen forma de llave, mira. Se meten en la ranura. Están hechas así para que se puedan poner en el llavero.
Entusiasmo: Ah, ¡qué interesante! ¿Dónde se consiguen las tarjetas? ¿Por qué no nos avisaron de las tarjetas?
Reponedor: Las tiene Amparo... bueno, ahora Amparo no está, está otra chica que se llama... se llama...
Entusiasmo: Vamos, que las tienen en la entrada.
Reponedor: Sí. Cuestan seis euros, pero luego tiene una carga de seis euros también y se pueden recargar en la máquina.
Entusiasmo: ¿Y tienen descuentos?
Reponedor: No. A lo mejor en un futuro, pero ahora no.
Entusiasmo: Pues no sé porque no tienen descuentos. En otros sitios las tarjetas tienen descuentos. Resultan muy prácticos. Yo tomo mucho café de esta máquina y si tuviera descuentos podría tomarme más. Mira, si me bajas cinco céntimos el café, yo me compró la tarjeta. ¿Por qué no hay descuentos?
Reponedor: Y, ¿qué os parece el café con esta máquina nueva? Es mejor, ¿no?
Alegría: No sé... yo no tomo mucho café de la máquina.
Reponedor: Ah.
Entusiasmo: No sabría decirte. Yo me tomo el capuchino club. Está rico.
Reponedor: Me alegro.
Entusiasmo: En realidad, lo empecé a tomar porque se llama capuchino club. La palabra club es la clave. Es como el superchocolate. También me tomo el superchocolate porque tiene la palabra super delante. Y si hubiera otro que se llamara mega chocolate, lo tomaría. Porque mega es mejor que super.
Reponedor: Vamos, que te tomas el café no por el sabor, sino por las palabras.
Entusiasmo: Básicamente sí. ¿No habéis pensado en poner un megachocolate?
Alegría: Bueno, mejor subimos, ¿no?

lunes, 16 de noviembre de 2009

Como hacer una capa de superhéroe (I)

A pesar de que Los Increíbles nos han ilustrado ampliamente sobre los riesgos de llevar una capa....




Algunos aún somos unos tradicionales en cuanto a los trajes para salvar el mundo y acabar con los malos, así que aquí os dejo un modo de hacer una capa de superhéroe de forma sencilla.

1. Calculamos las medidas de la capa: largo desde los hombros hasta donde queramos y ancho en torno a un metro podría servir.
2. Compramos la tela.
Si la tela es de ancho sencillo, pediremos el largo que la capa y un poco más para el lazo con la que la ataremos. (El lazo se puede hacer cortar aparte y coser, para ahorrar tela, o quitarlo y coser la capa a la camiseta, tipo Superman).
Si la tela es de doble ancho (preguntar al vendedor), necesitaremos pedir menos tela, simplemente un poco más del ancho que tenemso calcuload.
2. Doblamos la tela a la larga en dos.
3. Dibujamos la forma de la imagen de la izquierda (con tiza se borra bien). La línea de puntos debe coincidir con el doblez de la tela.
4. Cortamos.
5. Cosemos (algunas telas, como el punto de algodón, el de las camisetas, ni necesitan costura).
Y ya está. A continuación podemos añadirle los símbolos que quedamos, cosiéndolos, pegándolos o dibujándolos.

Pequeña gran impresión


A veces lo más pequeño es lo más impresionante. Y esta fotografía de una angula de Q lleva varios días rondando por mi cabeza. Por dos razones: una, que en mi experiencia con las cámaras de fotos, sacar un detalle tan condenadamente pequeño de una forma tan nítida me parece dificilísimo (tengo pendiente un post sobre miniaturas que prometo escribir en algún momento). La otra, que hay tanta agresividad contenida en la mandíbula abierta de ese pescado como podría haberla en la serpiente más grande del mundo.
Y ya está, porque tengo un mal cuerpo después de haber puesto el último enlace.... los que me conozcáis sabréis de mi fobia por los reptiles en general y las serpientes en particular, así que imaginaréis que me he puesto enferma sólo de buscar el vídeo por Youtube.
Así que me considero muy valiente por haberlo hecho. Hala.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Mi primera vez

Soy consciente de que muchos no se lo creerán pero sí, hoy, 15 de noviembre, a mis 28 años, me he estrenado. Después de que todo el mundo me aconsejase la experiencia asegurando que, si todo sale bien, experimentas una gran sensación de bienestar, hoy lo he comprobado. Bueno, sinceramente, he de reconocer que el placer ha sido escaso y, en todo caso, lo que sentí fue una gran preocupación durante los 30 minutos que vinieron después. La verdad, es que para estas cosas soy demasiado tímida.

En mi defensa he de decir que yo no quería y que fueron las circunstancias del momento las que me llevaron a dar el paso. Llevaba años rondando mi cabeza la idea de que si en algún momento se daba el caso, lo haría sin pensarlo. Pues bien, hoy fue el gran día. Tuvo a las 7.39 de la mañana, en la estación de tren de Oviedo y, como no había mucha gente, la cosa quedó entre las cinco personas que nos vimos implicadas.

Para variar, yo llegaba con el tiempo justo para coger el tren y, cuando bajé las escaleras que me llevaban hasta el andén, vi que la luz de la locomotora estaba alumbrando hacia mí como avisándome de que, si no corría, me quedaría en tierra. Corrí, y llegué a la primera barrera para pasar la tarjeta y acceder al tren, pero las puertas no abrieron. Decidí cambiar, y corrí hacia la otra barrera que estaba más cerca del tren pero, nuevamente, las puertas estaban bloqueadas. A mi lado, unas chicas también lo intentaban con sus billetes sin éxito. Detrás, unos chicos esperaban riéndose de nosotras y sin preocuparse por la posibilidad de perder el tren. Me fijé que la pantalla que te confirma si tu billete o tarjeta se ha cancelado correctamente, me comunicaba que los títulos habían caducado. “¡Imposible! Hasta finales de mes no se acaban”, me dije convencida.

De pronto, vino un revisor y les dijo a las chicas que no sabían meter el billete correctamente, y les abrió una puerta para que accediesen al tren. Yo, indignada, le dije que mi tarjeta no funcionaba y también pasé sin que el hombre hiciese nada para impedirlo. Cuando llegué al vagón, me puse a buscar como una loca el recibo de la última vez que había cargado la tarjeta, dispuesta a cantarle las cuarenta al revisor si me decía algo por no haber cancelado el billete. ¡Cómo no! En mi cartera había miles de papeles y muchos recibos que no valían para nada. Los tiré todos y volví a buscar. Al fin lo encontré y comprobé que… efectivamente, los billetes habían caducado. Disimuladamente, miré el dinero que tenía en la cartera, una fortuna de 6 euros que no me daría para pagar la multa que un empleado retorcido me podría imponer si descubría que no había pagado el viaje. Cerré la cartera, me puse los cascos y recurrí al viejo truco de hacerme la dormida, aunque no lo conseguí por los remordimientos de conciencia. Una vez pasado el susto, casi 12 horas más tarde, he de reconocer que la experiencia no restará ni un minuto de mi sueño esta noche.

Yo he salido indemne de la situación y creo que RENFE no se irá a la ruina por mi primer ‘simpa’ o, al menos, el primero del que soy consciente. Probablemente si hago memoriadescubro que se produjeron situaciones similares en mi vida, pero seguro que no tan peligrosas como esta. Por favor, si alguien ha pasado por esta experiencia, agradecería que me la contaseis ;-)

miércoles, 11 de noviembre de 2009

¿Por qué yo?

Antes de que los amigos de Entusiasmo sigan leyendo este post, me gustaría hacer una advertencia: el tono del mismo será ‘autocomplaciente y victimista’. Bueno, más que autocomplaciente, creo que será sobre todo victimista y me temo que un poco largo.

Resulta que me he ganado el sobrenombre de ‘Paciencia’ y me han invitado a escribir en este blog por mi habilidad para verme inmersa en situaciones extrañas, pesadas, incómodas y de las que no soy consciente hasta que es demasiado tarde. Lo preocupante es que no situaciones del tipo ‘salí a la calle en zapatillas’ o ‘llegué al trabajo con la bolsa de la basura en la mano’. No, más bien son momentos incómodos a los que me arrastran otros y, lo peor, esos otros, suelen ser personas totalmente desconocidas que se acercan a mí como si yo fuese un imán. A mí me gusta decir que son raros, pero creo que me temo que ese término es muy cruel. Suena mal y no creo que sea yo quien deba poner etiquetas a los demás. Diré que son muuuuuuuuy diferentes a mí. Paso a describir los cuatro momentos extraños y sus protagonistas. Todos ellos forman parte de mi día a día. Los demás son espontáneos que aparecen de vez en cuando.

1. Hora: 8.50. Radio de acción: Calle Manuel del Fresno de Oviedo. Apariencia: Joven de unos 20 años que va a coger el autobús para acudir a algún centro de educación especial. Comportamiento: Silbar, chistar, hacer pitos con los dedos e incluso me besa la mano si paso muy cerca y es capaz de alcanzarme. Muchos pensarán que soy cruel al mencionar este caso pero he de decir que de todas las situaciones extrañas que me encuentro a diario, esta es la que menos me molesta. Es más, le he cogido cariño a este chico.

2. (Aquí voy a agrupar a dos protagonistas) .Hora: 13.20; 14.20 o 12.00 (dependiendo del horario de trabajo). Radio de acción: Piscina de Panchano de Gijón. Apariencia: El primero de ellos es un cuarentón calvo, el cual siempre pensé que era gay pero, o bien es gay y yo paso por tío, o bien es heterosexual. El segundo es otro cuarentón que vive con su madre y del que no he querido saber mucho más. Comportamiento: El primero de ellos es un baboso, no quiero entrar en más detalles. El segundo es capaz de llamarme directamente al trabajo sin apenas conocerme para pedirme una foto de una amiga de no sé quién, que salió en El Comercio en una reunión de no sé qué, o de pedirme mi correo electrónico para insistir en el tema. ¡Ah! y me acojona un poco, la verdad. Los dos suelen pararme mientras nado o contarme su vida en el vaso, en los pasillos de la piscina o asomados a la puerta del vestuario masculino no sé (ni quiero saberlo) si desnudos o vestidos. (Por si pregunta Cristina, no, no están buenos).

3. Hora: 20.15. Radio de acción: Estación de RENFE de Gijón. Apariencia: Octogenario de pelo canoso y bastón. Comportamiento: Repetir a todos los viajeros los destinos de cada uno de los trenes que llegan y van a salir inmediatamente. En mi caso la advertencia es: “¡Eh!, ese que va directo a Oviedo sin paradas”. Pufff… todos, todos, todos los días.

4. Hora: 20.30 de la tarde. Radio de acción: Tren CIVIS Gijón-Oviedo. Apariencia: Más cerca de los treinta que de los cuarenta, con cara de mala leche y sonrisa de psicópata. Comportamiento: El primer día rompió el hielo conmigo cambiándome un ejemplar de El Comercio por otro de La Nueva España. Desde entonces, todos los días que cojo ese tren, una vez se ha subido al vagón en la estación de Jovellanos, va directo hacia mí, se sienta enfrente, y me cuenta su vida, la de su abuelo, que según dice era amigo de Franco, y que si este país es una mierda y que si vivíamos mejor en la dictadura. Es decir, es un aspirante a presidir el gobierno que le gusta hablar a gritos para que todo el tren lo escuche porque a esas horas no se escucha una mosca.

Otros casos curiosos: El borracho que viene de doblete y se pega a mí (o vienen conmigo) cuando tengo que coger un tren por la mañana (o por la tarde) para ir a trabajar un sábado o un domingo y que piensa que tengo tantas ganas de broma como él. El señor que se pasa de vinos y se sienta enfrente a mí en el tren para pedirme que le despierte cuando estemos llegando a Lugones porque es que él tiene un problema, que se duerme siempre (que no tiene nada que ver con la cogorza que lleva encima). El borracho (joder, cuánto borracho en mi vida ¡coño!) que también se sienta en el asiento libre que tengo frente a mí y se duerme abrazado a mi paraguas y no lo suelta por mucho que yo tire de él. El personaje extraño que, una vez más, me encuentro en el tren y, tras todo un trayecto guardando silencio, de pronto me mira, se ríe, y me dice “Ahora a Gijón se va en un abrir y cerrar de ojos”… Bueno, y mis compañeras de trabajo seguro que añaden a esta lista a otra persona que no voy a mencionar por temor a herir sensibilidades.

En definitiva, esto es un mensaje de socorro para pedirle a todo aquel que pueda leer este post y tenga un remedio para repeler a este tipo de gente, que me lo diga, por favor. Creo que mi integridad física corre peligro.

martes, 10 de noviembre de 2009

La alegría se fabrica con miel y nueces

Alegría: 6. f. Nuégado o alajú condimentado con ajonjolí. (Definición de la RAE)
Siguiéndo con nuestras recetas populares de nombre interesante, aquí tenéis las alegrías. Se lo dedicamos a nuestra compañera Alegría, que estos días tiene una nube tormentosa sobre su cabeza.  

Se trata de una especie de turrón artesanal de las Castillas al que se añaden ajonjolí, una semilla con un alto contenido en aceite y un sabor parecido al de la nuez.
La receta tradicional del nuégado parece muy sencilla, pero también lo es la del mazapán y todo el mundo se lo compra en cajas.
  1. Se pican las nueces.

  2. En otro recipiente se cuece la miel, dejando que suba 2 ó 3 veces.

  3. Se mezclan las nueces con la miel y se deja enfriar.


Gugeleando un poco, resulta que el nuégado es también típico de Chiapas y El Salvador, pero eso es otra historia.

Invitación a Felicidad

Hemos invitado a una nueva colaboradora a este blog cada día más enloquecido y neurótico: Felicidad. Ahora ya somos tantas virtudes positivas (Paciencia, Energía, Entusiasmo y Felicidad) que necesitamos un nuevo nombre porque ya no nos caben tantas maravillas en el título. ¿Alguna idea?


lunes, 9 de noviembre de 2009

"El que tenga un amor, que lo cuide" y polisemias varias

¿Con cuál de estas dos afirmaciones estás más de acuerdo?
  1. El amor es egoísta por naturaleza.

  2. El amor no es egoísta por naturaleza.

Si has contestado la 1., estás con la mayoría de las personas que conozco. Si has respondido la 2., enhorabuena, eres el primero de mi encuesta en escoger esa respuesta.
Si dices "depende", que sepas que no es una opción válida (aunque tenga un par de seguidores).


Ariel Roth y Fito, un lujo dedicado a Santi

De alguna manera, un debate nocturno entre Q (aún no tiene su nick bloguero) y yo acabó en una encuesta entre los presentes.
En ese momento, el significado de la pregunta y el de sus respuestas estaban muy claro para mí.

El sentimiento del amor es absolutamente egoista, individual e interesado. Cuando uno ama, lo hace por si mismo, por lo bien o mal que le hace sentir el objeto amado y por las sensaciones de euforia, felicidad, placer, compañía, expectación, ilusión, calidez, ternura, plenitud... que proporciona el hecho de amar. Saberse amado no tiene ni punto de comparación con el hecho de amar. Bajo mi punto de vista, incluso en el sufrimiento amar es a máxima expresión del yo.

Pero la palabra amor tiende a interpretarse como un sentimiento que está más allá del propio individuo, que es incluso ajeno a él y le hace ser parte de una cosa más grande.

Y bajo esa premisa, el amor, la pareja, es egoísta porque separa del mundo a las personas que se aman y les hace no ver más allá de su propio sentimiento compartido, mientras la realidad se diluye a su alrededor. Es la clase de amor de los quince años, de las Paraules d'amor senzilles i tendres (grandísimo Serrat, enorme poeta). Y la clase de sentimiento que me parece una absoluta mentira.

Es curioso como una misma frase puede interpretarse de la forma más cínica o más romántica. Como descreída que soy, siempre votaré por la primera acepción.  Y ya paro de filosofar porque me va a acabar estallando la cabeza de tanto amor.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Abanicos, bachatas, nécoras y sudokus

De pequeñas, mi hermana y yo jugábamos a inventar nombres. Cuando metíamos la cabeza bajo el agua de Lastres y aguantábamos la respiración al nadar, 'submarinábamos'. Mi padre nunca tuvo calva, sino 'calvura' y si Amalina decía 'dateprisaquepierdeselascensor' significaba: Encuentra YA las gafas - ¿por qué desaparecían tooodas las santas mañanas?- o lo más probable es que cuando llegues a la parada, el AUTOBÚS se haya ido.

Rememorar estas cosas me ha empujado a una revelación: mi vocación frustrada. Quiero ser policía. Pero no un policía de esos que patrullan las calles, ponen multas y pegan a los manifestantes. No. Yo quiero despertarme y llegar a la oficina y que alguien me diga que estamos investigando a un tal Correa.

Correa suena a cinturón- ¿Cómo se decía cinturón en alemán? Gurtel! Ya está. Desde entonces y en adelante todo un país repetirá mis palabras (risa maligna), mi pequeña creación, casi casi mi tesoro . Imagínate, Amalia. Todo un mundo submarinando.

Aunque Gurtel no es de las que más me gusta, lo confieso. Cuánto mejor bautizar 'Abanico' a un caso que involucra a un cantante de 'Locomía' o 'Calzone' (con lo rico que está) cuando un tipo acostumbra a comer en un restaurante italiano.

Me encantan: 'Sudoku', 'Chuleta', 'Guateque'. 'Boquerón', 'Jarto', 'Nécora' (uummm), 'Pulpo', 'Camaleón', 'Bachata', 'Kao'. Y, la más, perdonen mi localismo, asturiana y de las cuencas. 'Tigretón-escombrera'.

Abandono los teletipos. Comienzo a opositar.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Mi estado de ánimo


Estoy hasta las narices de todo.
Odio mi trabajo

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Irritante cinismo facebookiano

Es malo, el Facebook es malo y me exaspera. Hoy sobre todo. Cuánto más estados y amistades y comentarios leo más cabreada me pongo. ¿Seremos todos así de subnormales o dará una una imagen distorsionada de nosotros, como un espejo que deforma?



Inútil e imposible entender porque la gente que se cae abiertamente mal se hace amiga y se comenta y otros se hacen duros o encantadores o intelectuales o gafapastis. Y a mí me ponen todos de un café...

En fin, copio el vídeo facebookiano de Entusiasmo que ya conocía pero que hoy que no estoy de humor me viene al pelo para poner un punto de ironía a este post que, lo sé y lo siento, carece de ella.

Simplemente, me apetecía


Joaquín Sabina y Pereza en el nuevo single del cantautor: "Tiramisú de Limón". El tema empieza siendo muy Sabina y acaba muy Pereza... ¿cuándo hace el cambio?
El video me encanta, la verdad

martes, 3 de noviembre de 2009

Cosas que me molestan (II)

Si hay algo que no soporto en este mundo, que me enerva profundamente, es la pseudo-literatura pretenciosa. Literatura del pozo, la llamamos Funcionario (mi novio) y yo.
Hay un momento en la adolescencia en el que todo el mundo escribe poesía, poemas que en el 99% de los casos vienen de gente que sólo ha leido a Becquer (arggg) y que se pueden resumir así: me-siento-caer-en-un-abismo-de-desesperación-nadie-me-comprende-el-amor-es-una-mierda.
Como terapia no está mal, lo reconozco. Mucho más barato que el psicólogo.
Pero si pasados los diecisiete años sigues metido en ese cenagal literario... por favor, deja de escribir y no aburras más a la gente con frases vacías y pretenciosas que no dicen nada.
EJEMPLO (inventado, claro): "Nadie me comprende porque mi propio yo es un yo sumergido en un océano de indiferencia en el que tu espalda es el laberinto que retuerce los recuerdos en los que mi soledad lucha por su propia coexistencia con la abigarrada sensación de vivir en un mundo en el que todo es una mentira que envuelve el universo donde cogiste un paraguas azul..." A propósito de esto sigue estando condenadamente vigente el Quijote.
"Porque la claridad de su prosa, y aquellas intrincadas razones suyas, le parecían de perlas; y más cuando llegaba a leer aquellos requiebros y cartas de desafío, donde en muchas partes hallaba escrito: la razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura, y también cuando leía: los altos cielos que de vuestra divinidad divinamente con las estrellas se fortifican, y os hacen merecedora del merecimiento que merece la vuestra grandeza. Con estas y semejantes razones perdía el pobre caballero el juicio, y desvelábase por entenderlas, y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara, ni las entendiera el mismo Aristóteles, si resucitara para sólo ello".

lunes, 2 de noviembre de 2009

De infanta a reina y de monja a viñeta

Al hilo de las paciencias, ¿sabéis que mafalda era hija de Sancho I El Poblador y de Dulce de Barcelona ( de ahí su amor por los panqueques, intuyo) La santa tuvo una vida peculiar: se casó con Enrique I de Castilla, allá en el siglo XIII, e, infeliz, no llegó a consumar su matrimonio. Un año después de las nupcias el enlace fue anulado por uno de los tantos Inocencios que gobernaron el Vaticano.

A Mafalda, su hermano Alfonso El Gordo -es decir, el inocente y enano Guille- le robó tierras y títulos. De infanta portuguesa y reina castellana pasó a monjita y aunque su sobrino le devolvió algunos pastizales el abolengo se esfumó tras la batalla que enfrentó a los hermanos. Ella sola, o con sus hermanas, creo el monasterio de Río Tinto.

Fin de la historia, o la tira, hasta 1973. Entonces fue declarada beata por Pío VI, otro de esos nombres que jamás se repite en la onomástica papal. ¿ Y sabéis que día se celebra su santidad ? Pues el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.




¿Sabría Quino todas estas coincidencias? Me imagino que sí. A mí, por lo pronto, me han sacado media sonrisa.

domingo, 1 de noviembre de 2009

La cara es el espejo del alma…

Siempre me he preguntado qué estarán pensando los niños cuando hace determinadas cosas. Después de ver esta foto la pregunta es ¿cómo puede caber tanta mala leche en una criatura tan pequeña? La imagen la tomó un fotógrafo de EFE minutos antes de que comenzase el Gran Premio de Fórmula 1 de Abu Dabi.

viernes, 30 de octubre de 2009

¿Dónde se venden paciencias?

La RAE, esa fuente inagotable de disfrute, me indica que nuestra amiga Paciencia toma su nombre de la "capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse". Pero en su acepción número seis, la paciencia es un "bollo redondo y muy pequeño hecho con harina, huevo, almendra y azúcar y cocido en el horno".
Gugeleando un poco me entero de que son unos dulces típicos de Soria, más concretamente, de Almazán, y que "se elaboran de forma artesanal y como su nombre indica, con 'paciencia', ya que es un proceso que requiere tiempo", según la web Patrimonio Gastronómico. Busca que te busca, doy con la receta:

Nueve yemas de huevo, siete claras de huevo, doscientos gramos de azúcar, un poquito de esencia de limón y la harina que admita.
Se baten las yemas, las claras, el azúcar y la esencia de limón; se va añadiendo la harina hasta formar una masa blanda. Con una cuchara se echa en papeles para meterla en el horno.


Y, ¡tachán! ya tenemos la forma de fabricar paciencia, que a veces hace mucha, mucha falta. ¿No creéis? El diccionario es algo estupendo, el libro de todos los libros. (Al respecto, hay un maravilloso artículo de Javier Cercas en el suplemento EP de hace dos semanas).

jueves, 29 de octubre de 2009

Lista para sonreír

Entusiasmo dice que Alegría dice que no vale copiar pero, si después de dos días en los que las cosas se empeñan en torcerse, algo te hace sonreír, creo que el plagio está justificado. Agradezco a mi amigo Jesús que hoy me haya dado una bofetada (en sentido figurado) cuando mi yo negativo se impuso a mi yo positivo. Ese toque de atención es una lista de los 100 motivos por los que alegrarse en un día triste.



No sé de dónde la habrá copiado él, pero creo que merece la pena tenerla en cuenta. Por si a alguien le ha pasado lo mismo, ahí va la lista a tener en cuenta. Evidentemente no todo se puede conseguir pero, si cumplimos algún punto, seguro que se puede compensar con otro.



1. Porque estamos vivos.

2. Porque tenemos muchos amigos y amigas.

3. Porque tenemos ropa de abrigo.

4. Porque conocemos y nos relacionamos con gente de otros países.

5. Porque tenemos familia.

6. Porque tenemos unos padres que nos quieren.

7. Por conocer a personas que son buenos ejemplos para nosotros y nosotras.

8. Porque tenemos profesores que nos “aprenden”.

9. Porque estoy contento de ser hijo único.

10. Porque no dormimos en la calle.

11. Porque tenemos comida.

12. Porque tenemos una educación digna.

13. Porque no tenemos que huir con nuestra familia a otro lado del país por persecución.

14. Porque en clase no pasamos frío.

15. Porque tenemos maestros y maestras que nos enseñan.

16. Porque no tengo problemas con mis compañeros.

17. Porque tengo un hermano y un primo espectaculares.

18. Porque tenemos salud.

19. Porque podemos leer o escuchar las palabras de un libro.

20. Porque el beso de la mañana de una madre es maravilloso.

21. Porque veo el sol cada día del año (bueno, en Fraga, no todos los días).

22. Porque estamos en clase para aprender.

23. Por ver las estrellas y la luna.

24. Por estar en una biblioteca como bibliotecario.

25. Porque estoy orgulloso y satisfecho de mis padres.

26. Porque tenemos un gran profesor.

27. Por poder correr por las calles.

28. Porque podemos disfrutar de los cuadernos nuevos.

29. Porque tenemos casa.

30. Por tener compañeros de otros países y saber de su cultura.

31. Por tener a toda mi familia.

32. Por estar relajado en mi cama.

33. Por levantarnos cada día.

34. Porque hay recursos que pueden curar enfermedades graves o salvarnos la vida.

35. Porque tenemos agua.

36. Porque ha llegado a clase un niño nuevo.

37. Porque tengo un padre y una madre.

38. Porque voy a la escuela y aprendo.

39. Porque me despierto y oigo a los pájaros cantar.

40. Porque estamos enamorados y enamoradas.

41. Porque no vamos descalzos.

42. Porque tenemos muchos años por delante.

43. Porque tenemos libros nuevos en la biblioteca.

44. Porque tenemos biblioteca.

45. Porque sabemos y podemos leer.

46. Porque hay muchas cosas que descubrir.

47. Por tener una hermana y dos primas que me apoyan en todo.

48. Porque tenemos sentimientos.

49. Por no tener que vivir bajo las órdenes de un dictador.

50. Porque esta mañana he escuchado Hey Jude de los Beatles.

51. Porque sabemos que en el mundo nunca estamos solos.

52. Porque en el futuro habrá muchos momentos buenos.

53. Porque mi madre hace la mejor comida del mundo.

54. Porque nos hacen regalos.

55. Porque somos jóvenes y éste es el momento de la vida que más se disfruta.

56. Porque tengo un hermano y no soy hijo único.

57. Porque todos los que conozco tienen buena salud.

58. Porque tenemos calefacción para estar calientes.

59. Por no tener una enfermedad grave.

60. Porque el próximo 21 de este mes será mi cumpleaños.

61. Porque aunque tuve que dejar a unos amigos cuando me fui de mi país, ahora tengo otros.

62. Porque podemos ver los patos nadando en el río.

63. Porque tenemos coincidencias.

64. Por poder ver la luz del sol cuando nos levantamos.

65. Por poder pasear por un bosque.

66. Por el aire que respiramos.

67. Por ver florecer los árboles en primavera.

68. Porque podemos ver volar a los pájaros, a las libélulas y a las mariposas.

69. Porque no tenemos miedo.

70. Porque podemos ver crecer a los niños pequeños.

71. Porque estamos muy unidos.

72. Porque podemos oler las flores.

73. Porque tenemos fuerza para seguir adelante con la vida.

74. Porque dentro de poco iremos al instituto.

75. Porque nuestros padres trabajan para que no nos falte nada.

76. Por haber tenido la oportunidad de recibir buena educación.

77. Por no nacer en tiempos de guerra.

78. Por poder ayudar a niños y niñas que tienen dificultades.

79. Por haber llegado al 2008.

80. Por haber cumplido 20 años.

81. Porque hay mucha gente que confía en mí.

82. Por tener el don de poder comunicarnos.

83. Porque gracias a este blog, otros conocerán los motivos de nuestra alegría.

84. Porque tenemos un blog donde leer y escribir cosas interesantes.

85. Porque podemos hacer un mundo mejor colaborando y aportando nuestra gota de agua.

86. Porque tenemos unos cuantos amigos en dos colegios asturianos.

87. Porque podemos probar la gastronomía de otros países.

88. Por tener corresponsales con quien comunicarnos.

89. Por tener una abuela que me hace comidas deliciosas. Por conocer a personas que son buenos ejemplos para nosotros y nosotras.

90. Por tener deseos de ser alguien en la vida.

91. Por ser responsables y saber lo que tenemos que hacer.

92. Por poder conocer las maravillas del pasado.

93. Por tener inteligencia.

94. Por tener gente sabia a nuestro lado.

95. Porque podemos viajar a otros países.

96. Por podernos comunicar con algunos escritores.

97. Por poder disfrutar de los colores de la naturaleza.

98. Por poder descubrir cosas nuevas cada día.

99. Por poder reír y

100. Por poder realizar nuestros sueños.